2 de junio de 2015

Reseña: Hermana mía, mi amor - Joyce Carol Oates.

HERMANA MÍA, MI AMOR

Título original: My sister, my love.
Autor: Joyce Carol Oates.
Fecha de publicación: 2007.
Editorial: Alfaguara.
Páginas: 640.

Sinopsis:

"Una madrugada, la adorable Miss Princesita del Hielo de Nueva Jersey y promesa del patinaje, aparece asesinada en el sótano de su casa de un barrio de clase alta de Fair Hills. Tenía seis años; su hermano Skyler, nueve, y apenas recuerda nada de aquella noche que lo cambió todo. Ahora, diez años más tarde, escribe una historia que explique el porqué de la infancia destrozada, la culpa, la ambición desmedida y el infierno de la prensa sensacionalista: una historia que aclare las dudas y revele los oscuros secretos de su familia."




Si leo un libro de un autor por primera vez, y ese libro me gusta, lo más probable es que termine descargando un montón de libros del mismo autor. Yo conocí a Joyce Carol Oates con el libro "La vida después del colegio y otros cuentos"; lo vi en una papelería de aquí y tanto la portada como el título me llamaron la atención. Terminó siendo muy diferente a lo que me esperaba, pero me gustó mucho porque lo leí completico esa misma noche. Ya eso fue como en junio del 2013, más o menos.

Después de ése descargué más, y leí otros dos de sus libros (Una hermosa doncella y Ave del paraíso), todos en lo que quedaba del 2013. Pero pasa que el mes pasado estaba como que atascada respecto a la lectura, y mientras revisaba los libros que tenía en mi iPad, me topé con éste, y comencé a creer que es cierto eso de que cada libro tiene su momento: mágicamente me llamó la atención, y cuando comencé a leerlo me enganché inmediatamente.

El libro está narrado por Skyler, hermano mayor de Bliss, una niña prodigio del patinaje sobre hielo que, a vísperas de su cumpleaños número siete, en el año 1996, fue asesinada. El libro comienza con esa impactante noticia, y luego continúa con Skyler narrando, ahora desde el 2006, toda su vida desde poco antes que naciera Bliss hasta que la niña llega a sus vidas y cómo afectó a todos su muerte. Skyler nos describe a su familia, cómo su papá es un hombre de negocios en ascenso, muy inteligente, pero al mismo tiempo dominante, y su madre una mujer endeble que lo único que quiere es encajar en la alta sociedad.

Cuando Bliss nace la llaman Edna Louise en honor a la mamá de Bix (padre de Skyler). Algo característico de este libro es que Betsy (la madre de Skyler) no quiere a Edna Louise; Skyler era el hombrecito de mamá, su favorito, y Edna Louise desde muy pequeña se da cuenta, y eso la hace una niñita muy frágil e insegura. Una parte que me dio mucha tristeza es cuando Edna Louise le pregunta a Skyler porqué u mamá lo quiere a él y a ella no, porque incluso cuando las mamás regañan a sus hijos ella podía ver en sus ojos que lo hacen con amor, en cambio mamá a ella no la quiere siempre, es como intermitente.

La mamá de Skyler patinaba sobre hielo cuando era más joven, y un día intenta enseñarle a Skyler, pero no era bueno, y años después, gracias a que Betsy siempre quiso encajar en la alta sociedad, una amiguita del colegio de Edna Louise la invita a patinar y, como la mamá de la niñita era importante en sociedad, aceptó. Entonces ahí se dio cuenta de que su hijita de cuatro años era muy talentosa, todos quedaron muy impresionados y esa misma noche tuvo un sueño donde Edna Louise, vestida como un ángel, le decía que su nombre real era Bliss (Betsy era muy religiosa), así que le cambiaron el nombre.


Algo que me pegó mucho, y lo coloco como spoiler porque tal vez, si lo leen por mí, no les cause tanto impacto en el libro (si es que deciden leerlo), pero Bliss solía llevar siempre consigo una muñeca. La muñeca era de trapo, vieja y andrajosa, y su mamá la odiaba porque le había comprado muchas más muñecas, obviamente nuevas y bonitas, pero Bliss sólo quería a ésa, hasta le hablaba, siempre le susurraba, y aunque la botaran ella siempre la encontraba. Un día, mientras están en la habitación de hotel en una ciudad donde Bliss de iba a presentar, Skyler le pregunta cómo se llamaba la muñeca, ya que era un misterio. Bliss no le quiere contar, pero Skyler le jura que guardará el secreto, así que ella acepta. Y muy bajito, sin soltarla, le dice que la muñeca se llama Edna Louise.

Un pedacito de mí murió en ese instante, not kidding.


A partir de ahí la historia se centra mucho en la carrera de Bliss, en las desventuras de Skyler, en la obsesión y ambición de su madre y la constante ausencia de su padre. Es una historia cuya primera mitad me causó mucha empatía, donde le tomé muchísimo cariño a Bliss y me dolía mucho porque sabía que moría. Me daba demasiada cosita su situación, lo insegura que era y la presión que tenía sobre sus hombros. Era asombrosa para mí esta historia.

Entonces yo, como siempre, cuando voy a mitad de un libro (suelo empezar a leerlos sin fijarme en la sinopsis cuando ya conozco al autor) empiezo a investigar, y qué sorpresa me llevé cuando me fijé que estaba completamente inspirada en una historia real de mucho impacto en los Estados Unidos. ¿Cambio relevante? Los nombres (JonBenét Ramsey = Bliss Rampike), y tal vez el desenlace. Cuando supe eso me quise poner a llorar, por ya había llorado con Bliss, e imaginarme que se salía de la ficción me pegó muy fuerte.

Así que ajá, hasta aquí todo bien, yo estaba lista para darle cinco estrellas al libro, lo adoraba, pero pasa algo: después de la mitad se volvió pesado. A ver, es un libro un poco largo, y lo que me pareció malo, e incluso un poco injusto es que, apesar de que la historia te la cuenta Skyler, muy poco quería saber yo sobre la vida de Skyler. Ya cuando Skyler nos cuenta su historia post-Bliss me atacó el desinterés; creo que muchas cosas pudieron mencionarse por encimita, no había necesidad de profundizar tanto. El final sí me gustó, moderadamante, sin embargo, tal vez porque no sabía realmente qué esperarme (basándome en la historia real), pero opino que el libro hubiese sido más fluido si partes desde la mitad al final se hubiesen omitido o contado de otra manera, porque realmente no me parece que aportaron o que eran realmente necesarias a la trama.

La segunda mitad se me hizo tan pesada que estuve a punto de darle dos de calificación solamente, lo que me daba mucha tristeza porque al principio el libro me gustó mucho. Así que, por los buenos tiempos, decidí dejarlo en que sí me gustó. A veces menos es más, y aquí menos era definitivamente más.

El libro en sí está definitivamente bien narrado, me encantó el sentido del humor del personaje, y de Joyce en general porque ella me gusta mucho. Está escrito como para hacer parecer que es por alguien inexperto en eso, pero a mí no me lo pareció en lo absoluto. Algo característico es que el libro está anotado por el mismo Skyler, o sea que tiene notas al final de cada página. Mi versión digital no las tenía al final de cada página sino al final del libro, así que muy pocas fueron las que leí porque tenía que irme hasta lo último, y era por curiosidad. Sin embargo, en reviews que he leído, he visto que a la mayoría no le ha gustado esto, dicen que les volvió la lectura más pesada. No lo sé, pero a mí personalmente no me provocó leerlas todas y no siento que fuese necesario. Pero queda a criterio de cada quien.

Siento que debería darle dos calificaciones distintas a cada mitad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscríbete por correo