30 de enero de 2015

Reseña: Harry Potter y el cáliz de fuego - J. K. Rowling.

HARRY POTTER Y EL CÁLIZ DE FUEGO

Título original: Harry Potter and the globet of fire.
Autor: J. K. Rowling.
Fecha de publicación: 2000.
Editorial: Salamandra.
Páginas: 640.

Sinopsis:

"Tras otro abominable verano con los Dursley, Harry Potter se dispone a iniciar el cuarto curso en Hogwarts, la famosa escuela de magia y hechicería. A sus catorce años, a Harry Potter le gustaría ser un joven mago como los demás y dedicarse a aprender nuevos sortilegios, encontrarse con sus amigos Ron y Hermione y asistir con ellos a los Mundiales de Quidditch. Sin embargo, al llegar al colegio le espera una gran sorpresa que lo obligará a enfrentarse a los desafíos más temibles de toda su vida. Si logra superarlos, habrá demostrado que ya no es un niño y que está preparado para vivir las nuevas y emocionantes experiencias que el futuro le depara."



Este libro me gustó moderadamente; estuvo bien, pero no tan bien. No sé si será producto de que El prisionero de Azkaban me gustó tanto, o si de por sí el libro no es tan bueno, pero el caso es que lo leí hace tiempo y muy poco es lo que recuerdo de él. Y es algo que he notado se me dio mucho con esta saga; varios de los libros son como una mancha borrosa que entre la neblina, si rebusco mucho, medio recuerdo lo que leí, pero muy a lo lejos, porque en realidad no fueron memorables más que para pasar el rato.

Aquí fue cuando me di cuenta que Voldemort es el villano más patético que he leído en mi vida, y que no comprendo el terror que le tiene la gente tanto en ese universo como en el nuestro. ¿Es en serio, gente? Desde el principio es predecible el final tanto de los libros como de la saga.


Y no me refiero a los plot twist, que son bien emocionantes por supuesto, sino al final en general, a los finales en general: Harry gana y los malos pierden, pero queda la gran interrogante al final que dice "volveremos".

Cuando vi que el nombre de Harry había aparecido misteriosamente en el cáliz de fuego mi expresión fue:


"Mijo, ¿hasta cuándo vos?" Eso dije, literalmente. Creo que me causó más fastidio el hecho de que fuera tan OBVIO que el nombre de Harry saldría ahí que cualquier cosa. Desde que lo comencé a leer supe que su nombre iba a salir y muy en el fondo esperaba equivocarme porque, coño, ¿hasta cuándo? Es que fue demasiado predecible. Y me molestó pues, me molestó burda.

Harry siempre iba a ganarle a Voldemort porque sus defectos casi ni son defectos, y porque Voldemort en realidad nunca quiso matarlo; tuvo muchísimas oportunidades y no lo hizo, y todos sabíamos que no lo iba a hacer; temer por la vida de Harry Potter nunca se me cruzó por la mente. Era todo muy evidente, sin importar cómo pasara; a Harry le pasa todo, pero de alguna manera siempre se sale con la suya.

Todos sabíamos que el Avada Kedavra no servía, pero el señor súperdotado de la oscuridad como que se puso bruto en ese momento¿¿ realmente no lo entiendo; tan sencillo que hubiese sido clavarle un cuchillo en la garganta y ya está. Tal vez en el fondo Voldemort siempre fue un suicida. Ja.


Pero bueno, pasando a lo que me gustó puedo resaltar que aquí se ve la enorme mejoría respecto a la escritura. El libro es largo, seguro, pero es tan ameno y ligero de leer que lo terminas casi sin darte cuenta. Aunque hubo muchas cosas que me hicieron rodar los ojos, aunque lo considere sólo para pasar el rato, pues sí pasé un buen rato. Aquí comencé a shippear a Ron con Hermione (y a Ron con Harry, pero eso para después xd).

La trama se vuelve más oscura también; comienzan las muertes en serio. Las plot twist por supuesto extrañísimas y sorprendentes, muy a pesar de lo formulaico de estos libros, pero no por eso menos emocionantes. Y claro, no hace falta que reitere una vez más esto, pero ninguno de los finales me gustó; no me gusta como escribes los finales, J. K. Rowling.

Pero bueno, a fin de cuentas sí disfruté leyéndolo y eso es lo que cuenta.


2 comentarios:

Suscríbete por correo